Una pareja de tres


Sinopsis:
Los recién casados John y Jenny Grogan deciden dejar atrás los duros inviernos de Michigan para instalarse en la soleada West Palm Beach (Florida). Los dos consiguen empleo en dos periódicos rivales, compran su primera casa y afrontan los retos del matrimonio. Cuando John le confiesa a su amigo y colega Sebastian que aún no se siente preparado para ser padre, éste le sugiere que le regale a Jenny un perro. Los Grogan adoptan un bonito cachorro de Labrador que, poco después, se convierte en una mole de 45 kilos que transforma la casa en una verdadera catástrofe.

Crítica:
Esta entrañable historia sobre "anécdotas de mascotas y las vidas de sus dueños" es una sentimentaloide comedia en la que el mejor actor es el labrador, que consiguió sacarme más de una risa de verdad, al contrario de Jennifer Aniston y Owen Wilson que están simplemente simpáticos como pareja, sin transmitir nada más. Me he sentido manipulado en el sentido dramático, ya que la última parte del film pasa de comedia a una triste historia sobre la perdida de ese animalito que nos idolatra, jugando con nuestros lacrimales para conseguir mejor valoración. Por lo tanto, por todo lo que respecta al labrador (que me encantan) y lo sentimental que me puse hacia el final, no puedo decir que sea mala, mal que me pese por todo lo demás.

Nota:
Pasable

2 comentarios:

La Voz dijo...

Cuando me acuerdo de la película lo que más recuerdo es la imagen de Marley arrancando el suelo de la casa con sus garras y dientes. Juré no tener perro nunca. Pero, ay, nunca digas nunca. Y aquí estoy, con mi perrito ya casi año y medio :) Debería volver a ver esta película, pero la recuerdo lenta y reiterativa.

Cristian Dorta dijo...

Si algo lentilla si que es. Mala suerte seria que tuvieras un perro como Marley... jaja

 
Copyright © -2012 Críticas MINI de Cine All Rights Reserved